Inicio 3M Láminas para protección de ventanas

Láminas para protección de ventanas

106
0
Compartir

3M, a través de su División de Energías Renovables, ha ampliado su línea de láminas para protección de ventanas con la intención de eliminar cualquier posibilidad de proyección de fragmentos de vidrios rotos y, por lo tanto, evitar su caída sobre transeúntes, objetos y mobiliario urbano.

Las nuevas láminas para protección de ventanas 3M Scotchshield Ultra S600 y Ultra S800 con tecnología multicapa no sólo salvaguardan frente a roturas espontáneas de ventanas de vidrio templado de una fachada, sino que también ayudan a reducir los efectos en caso de asaltos y disturbios, explosiones y atentados terroristas e inclemencias meteorológicas (tormentas y vendavales).

También se pueden emplear en escaparates de tiendas, ya que retrasan el acceso al interior en intentos de robo, como se muestra en el vídeo formativo incluido. Las láminas tienen un “efecto reja” que hace que los cacos no puedan coger los productos o equipos expuestos y desistan de su intención.

Las láminas para protección de ventanas poseen la certificación de resistencia al impacto conforme a la norma EN 12600 y superan las pruebas de reacción al fuego ASTM E84 (Clase A). Ambas gamas han sido desarrolladas para uso en la superficie interior de las ventanas.

Diseño en las láminas para protección de ventanas

Láminas para protección de ventanas Las láminas 3M Scotchshield Serie Ultra están compuestas por una película de poliéster transparente con una capa superficial resistente a los arañazos y una capa de adhesivo acrílico (para mantener unidos los fragmentos de vidrio en caso de rotura).

La película presenta elevada resistencia a la tracción y gran elongación antes de la rotura, aumentando el aguante del sistema de acristalamiento frente a impactos y presión. Esto reduce significativamente la transmisión de los rayos UVA y UVB, principal causa de decoloración del mobiliario.

La transmisión de luz visible en las nuevas láminas para protección de ventanas se sitúa entre el 87 y 88 por ciento, mientras que el bloqueo de los rayos ultravioleta alcanza el 99,9 por ciento.

Estas láminas para protección de ventanas se instalan utilizando agua y una solución jabonosa: la adherencia completa se consigue pasados unos veinte días. La limpieza se puede realizar mediante el uso de los productos habituales para cristales. Se recomienda emplear esponjas sintéticas, paños suaves y escobillas de caucho, como las fabricadas por 3M.

Utilice nuestro SERVICIO AL LECTOR GRATUITO para contactar con el proveedor