Inicio Artículos de fondo Digitalización inteligente de la energía en los edificios

Digitalización inteligente de la energía en los edificios

3567
0

Gestión eficiente de la energía en los edificios

El uso de la acumulación de energía como base de los sensores inalámbricos respalda el rendimiento de las tareas normalmente asociadas con la automatización de edificios, como las señales de estado de puertas y ventanas, eliminando la necesidad de mantenimiento o fuentes de energía externas. En complejos de oficinas o infraestructuras como estaciones ferroviarias o aeropuertos, permiten realizar los trabajos de mantenimiento y reparación en ascensores, sistemas de calefacción y aire acondicionado o cualquier otro equipo técnico sólo cuando sea necesario y de la manera más eficiente. Para este fin, envían determinadas señales de estado mediante un gateway IoT a través de internet al proveedor de servicio correspondiente.

También ayuda a optimizar el uso de los edificios, ya que los sensores de presencia y actividad permiten detectar con qué frecuencia se usa una sala de reuniones y cuántas personas asisten. Lo mismo se aplica a los aseos, mejorando los procesos de limpieza y reposición de papel higiénico, jabón y toallas. Esto ayuda a reducir la carga de trabajo y los gastos y aumentar la satisfacción de los usuarios. El gestor del edificio, por su parte, puede garantizar que se han proporcionado los servicios acordados. Cuando se conectan en red con plataformas IoT de compañías como Microsoft, T-Systems o IBM, los sensores suministran datos en tiempo real para la digitalización de los edificios y los servicios asociados.

En el caso de entornos asistidos para personas mayores (ambient assisted living), los detectores de caídas, los sensores de presencia y los botones de señal de emergencia y de control se pueden instalar en cualquier lugar deseado. Ofrecen más fiabilidad que los modelos alimentados por batería porque su funcionalidad no depende de ella.

Digitalización inteligente de la energía en los edificios

El estándar inalámbrico EnOcean

EnOcean Wireless está estandardizado internacionalmente como ISO/IEC 14543-3-10 y, por lo tanto, se puede emplear en todo el mundo como WiFi o Bluetooth. Está especialmente optimizado para aquellas soluciones inalámbricas con un mínimo consumo de energía que cumplen los requisitos de alimentación mediante la acumulación de energía. La duración mínima del mensaje saliente es de un milisegundo con una velocidad de datos de 125 kbit/s. En 40 ms, los mensajes se repiten varias veces. Como se envían en intervalos aleatorios, se evitan las colisiones entre los mensajes finales y es posible dirigir numerosos interruptores y sensores simultáneamente. Cada módulo inalámbrico EnOcean tiene un número de identificación de 32 bits que aporta una elevada seguridad de transmisión. La cobertura inalámbrica llega a los 300 metros al aire libre y alrededor de los 30 metros en edificios.

El estándar en Europa usa la banda de frecuencia de 868 MHz. Estas ondas de radio pueden atravesar eficazmente las paredes y proporcionar una transmisión robusta. Al mismo tiempo, la salida de alta frecuencia es cien veces menor a la de soluciones tradicionales basadas en cable (Fuente: Informe del ECOLOG Institute, 2009).

Autores: Kerstin Wagner, Product Sales Manager Wireless de Rutronik, y Jürgen Baryla, Vicepresidente de Ventas de EnOcean.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.