Inicio SAIs SAI flexible y adaptable

SAI flexible y adaptable

297
0

SAI flexible y adaptable

Concebida con criterios de máxima eficiencia y ahorro energético, el nuevo SAI flexible y adaptable para entornos profesionales, SLC CUBE3+ de Salicru, proporciona una alimentación fiable y de calidad, al tiempo que representa un importante ahorro energético y económico, tanto en instalaciones como en costes de funcionamiento.

Con un rango de potencia de 7,5 a 200 kVA, las prestaciones del SAI flexible y adaptable responden a la necesidad cada vez mayor de protección y seguridad de una gran tipología de instalaciones, como CPDs, hosting, housing, IT-networks, server farms, redes de voz y datos, procesos industriales críticos, servicios financieros e infraestructuras.

El nuevo SAI flexible y adaptable, es un equipo trifásico de tecnología On-line de doble conversión (VFI) que incluye control DSP (Digital Signal Processor) para una mayor capacidad de cálculo en las prestaciones del sistema.

Para conseguir una solución óptima total, el SAI flexible y adaptable SLC CUBE3+ ofrece adaptabilidad máxima, incluyendo, de serie, la posibilidad de crecimiento en paralelo-redundante de hasta cuatro unidades, así como, amplias opciones de comunicación disponibles.

Propiedades del SAI flexible y adaptable

Su principal ventaja es que ofrecen flexibilidad total en las tensiones de entrada y salida: (1) factor de potencia de entrada unidad (FP=1) con una tasa de distorsión realmente baja (THDi inferior, incluso, al 1%), que contribuye a reducir los costes de funcionamiento y de instalación; y (2) elevado factor de potencia de salida (FP=0,9), que les confiere protección eléctrica óptima para los sistemas informáticos actuales y una muy baja distorsión armónica de salida (THDv inferior al 0,5%), que les permite proteger cualquier tipo de carga (inductiva, resistiva, capacitiva o cargas mezcladas).

El rendimiento obtenido en el SAI flexible y adaptable SLC CUBE3+ alcanza el 95% en modo On-line y el 98% en Smart Eco-mode, lo que favorece un importante ahorro de energía consumida y reduce las necesidades de climatización. Además, cumpliendo con los compromisos de ecoeficiencia adoptados por la compañía, cuenta en su composición con más del 80% de materiales reciclables.

También incorporan el sistema Batt-Watch, que mejora las funciones de carga de baterías, vigilando los parámetros esenciales, como la crítica tensión de final de autonomía o la carga en función de la temperatura ambiente, los consumidores conectados o el tipo de batería.

Este SAI flexible y adaptable permite alargar la vida útil de las baterías, reduciendo los costes de mantenimiento, y las recarga en un tiempo mínimo, por lo que redunda en seguridad. Su peso reducido y su formato muy compacto facilitan en gran medida su ubicación y ahorra espacio.