Inicio Artículos de fondo ¿Cuáles son las contraseñas de seguridad menos seguras?

¿Cuáles son las contraseñas de seguridad menos seguras?

5871
0

En el mundo digital los internautas emplean claves para acceder a servicios financieros, correos electrónicos, suscripciones y otras plataformas que necesitan en sus actividades cotidianas, pero ¿sabes cuáles son las contraseñas de seguridad menos seguras?

¿Qué es una contraseña de seguridad?

Seguramente ya estás familiarizado con el uso de las contraseñas de seguridad, claves necesarias para identificarte y validar que cuentas con acceso a un recurso o servicio; bien sea a través de la web o en un determinado sistema de protección como los que se encuentran disponibles en Movistar Prosegur Alarmas.

Las contraseñas pueden crearse a gusto del usuario, pero, para considerarse seguras, requieren que se empleen al menos ocho caracteres representados por letras, números, símbolos, mayúsculas y minúsculas, en combinaciones difíciles de adivinar y exclusivo conocimiento de la persona que las utiliza.

¿Cuáles son las contraseñas menos seguras?

La seguridad es primordial, por ello la empresa Keeper realizó un estudio en el año 2016 a través del cual determinó que existen muchas contraseñas empleadas con frecuencia, lo que permite que sean más fáciles de vulnerar. De hecho, una de ellas es ‘123456’ de gran popularidad en el mundo y la que además se utiliza en el 17% de las claves de acceso.

¿Cuáles son las contraseñas de seguridad menos seguras?

En su mayoría, las contraseñas inseguras cuentan con menos de seis caracteres, combinados generalmente con un nombre seguido por un número, lo que les hace frágiles y más aún cuando se trata de identificaciones propias, año de nacimiento, dirección o alias de una mascota.

Una investigación más reciente en el Reino Unido, a cargo del Centro Nacional de Seguridad Cibernética, mostró las contraseñas menos seguras por emplearse usualmente y a las cuales han tenido acceso terceras personas como parte de sus violaciones cibernéticas o robos de información personal; entre ellas destacan:

  • 123456 empleada aproximadamente en 23,2 millones de cuentas.
  • 123456789 utilizada por 7,7 millones de usuarios.
  • qwerty de uso frecuente en al menos 3,8 millones de cuentas.
  • password una palabra de acceso a 3,6 millones de cuentas.
  • 1111111 una combinación empleada en 3,1 millones de cuentas.

Además de estas, la mayoría de los analistas de seguridad han determinado que entre las contraseñas inseguras que se repiten con frecuencia deben considerarse adicionalmente: 12345678, abc123, 1234567, password1, 12345, 123123, 123321, 987654321, qwertyuiop, mynoob, 666666, google, 1q2w3e4r5t y algunas similares.

Todas estas contraseñas fueron clasificadas como inseguras, pues se determinó que son empleadas de forma masiva, incluso mediante la utilización de robots con la finalidad de realizar ataques tipo spam o phising.

¿Cómo contar con una contraseña segura en sistemas de alarmas?

Es muy probable que al establecer tu contraseña de acceso para tu hogar u oficina busques que sea sencilla para evitar olvidarla o confundirte al introducirla, pero esto representa un riesgo significativo. Especialmente si las creas sin seguir algunas normas de seguridad, ya que no debes proteger tu inmueble con una clave que sea fácil de adivinar.

Es indispensable que construyas la clave que utilizarás en tu sistema de alarma con caracteres seguros, la que además deberás custodiar evitando apuntarla en lugares visibles como una nota en el refrigerador, escritorio o cualquier otro.

Lo ideal para crear una contraseña segura es sustituir las que vienen por defecto y evitar aquellas que sean demasiado frecuentes, débiles o simples. En cuyo caso lo recomendable es escoger un código alfanumérico en el que se combinen mayúsculas, minúsculas y una serie de símbolos especiales, cuanto más largas mejor, ya que será difícil que los ciberdelincuentes puedan dar con ellas.

Una sugerencia en este sentido es utilizar alguna combinación mediante la cual se cree una palabra a través de vocales y números. Por ejemplo, emplear el cero para identificar la vocal “o” al igual que el 3 en lugar de la “e” y así sucesivamente, lo que además puedes acompañar con símbolos como %, #, & y otros.

Otra recomendación es cambiar con frecuencia estas claves de acceso a tu inmueble, lo que puedes realizar fácilmente con tan solo alterar algunos de los caracteres que contenga.

Considera que las contraseñas son las llaves que permiten ingresar tanto en tu hogar u oficina, como a las plataformas de internet en donde realizas tus transacciones financieras. Por ello, es necesario que las crees adecuadamente para evitar poner en riesgo tu bienestar físico o que puedan robar tus datos personales con la finalidad de aprovecharse de ellos.

En general, muchas de las aplicaciones que disfrutas en la web como es el caso de Google, Facebook, Twitter, entre otras, almacenan las contraseñas de forma cifrada para brindar protección a los usuarios, pero no está de más que incrementes tu seguridad evitando emplear algunas de las claves menos seguras que has conocido en este post; crea combinaciones únicas y evita los riesgos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.