Inicio Seguridad Cómo instalar cámaras de seguridad en casa

Cómo instalar cámaras de seguridad en casa

7547
0

¿Quieres mantener tu hogar siempre vigilado? Entonces la mejor solución para ello es instalar cámaras de seguridad en casa. Ya que, por un lado, nos aportan mucha más tranquilidad y como tal, nos brindarán imágenes en tiempo real para comprobar que todo está en orden. Como bien sabemos, dichas comprobaciones las podrás hacer fácilmente a través de cualquier dispositivo. Así que ya sabes qué tener hoy en día una buena seguridad, además de esencial, puede ser muy rápido.

Ya que la instalación de cámaras de seguridad no siempre es un proceso complicado. Es cierto que dependerá del tipo de cámara y de dónde la vayamos a situar. Aun así, queremos dejarte con una serie de pasos para que puedas tener una plena seguridad de tu hogar, así como de tu familia cuanto antes. ¿Estás preparado o preparada para comenzar?

Elige las zonas donde vas a instalar cámaras de seguridad

Aunque te parezca un paso de lo más evidente, no está de más el hacer un plano o un esquema para comprobar que las zonas principales quedan bien vigiladas. Es por ello por lo que primero debemos pensar dónde irán las cámaras de seguridad. Las puertas son una de las zonas más comunes para situarlas, pero sin olvidar que las ventanas o las vías de entrada hacia el hogar, tampoco se quedan atrás en importancia. Puedes también elegir la zona del garaje o terraza, si cuentas con ella.

Una vez elegidas las zonas, comprueba siempre que no haya ningún tipo de elemento que pueda impedir la visión. Si la cámara es exterior, conviene colocarla a unos 3 metros de altura para que nadie pueda alcanzarla y que, al mismo tiempo, pueda abarcar más campo de visión. Por lo que a grandes rasgos, a la hora de comprar cámaras de seguridad, con un par de ellas tendrás más que suficiente para controlar tu hogar.

Tipos de cámaras para vigilar nuestro hogar

Cómo instalar cámaras de seguridad en casa

Ya sabemos dónde las vamos a instalar, pero ¿Qué cámaras son las que puedo elegir? Como suele ocurrir, son varios los tipos que hay en el mercado. Por un lado, nos encontramos con las cámaras analógicas que son las más básicas por no decir clásicas. Así que, se traduce en una calidad de imagen inferior a otros modelos, aunque si quieres comenzar con una opción básica entonces serán perfectas para ti.

Claro que, por otro lado, te encontrarás con una de las más solicitadas. Porque la cámara IP sí tiene una calidad mucho más superior en cuanto a la imagen. Sin olvidar que el vídeo te puede llegar a tus dispositivos a través de una aplicación, por lo que disfrutarás viendo cada instante en tiempo real. Las denominadas cámaras HD cuentan con cableado, algo que no tienen las cámaras Wifi. Por lo que estas últimas también son otra de las opciones más útiles y sencillas a la hora de ser instaladas. Hay que decir que las que son inalámbricas, tendremos que seguir los pasos que nos indica cada modelo. Algo que también es muy fácil gracias a que muchos de ellos traen un DVD para que puedas disfrutar de la explicación mientras la puedes ver.

Fija la cámara a la pared

Después de tener ya los puntos claros donde van a ir las cámaras y qué tipo has elegido, es el momento de fijarlas a la pared. Para ello, necesitamos pintar con un lápiz o rotulador, el lugar exacto de ubicación. Cuando lo tengamos, situamos la cámara para comprobar cómo queda en altura y pasamos al siguiente paso. Que no es otro, sino taladrar y poner tacos para seguir atornillando bien nuestra cámara. Debemos asegurarnos siempre de que quede bien sujeta para evitar cualquier tipo de problema. Si dispone de cables, entonces es el momento que la conectes a la grabadora y, por otro lado, a la toma de corriente. Ya que suelen tener dos tipos de conexiones: para corriente y para vídeo.

Conecta las cámaras a un DVR

Seguro que ya te suena, pero si no es así te contamos por qué es tan imprescindible el denominado DVR. Se trata de un aparato grabador (Digital Video Recorder), por lo que se va a encargar de grabar tanto los sonidos como las imágenes que luego veremos. Además, tiene más opciones y es que a través de ellos podemos disfrutar de agrandar las imágenes que elijamos, así como ver varias cámaras a la vez, si las tenemos instaladas y mucho más.

En el mercado, y dependiendo de la cámara en cuestión, te podrás encontrar este aparato como uno independiente o bien, en forma de placas o tarjetas. De ambas maneras, los resultados siempre son muy favorables. Por lo que como decíamos al comienzo, debemos conectar las cámaras a este dispositivo y al mismo tiempo asegurarnos de que tenga toma de corriente y de que todo esté encendido.

Configuración automática

Hay muchas excepciones en cuanto a instalar cámaras de seguridad en casa, debido a los diferentes modelos de estas. Por eso, no podemos generalizar y sí hacer caso a las indicaciones que vienen en los packs cuando las compremos. Decimos esto porque en algunos casos vas a necesitar de un USB para conectar al ordenador y que funciona como receptor. Pero en otros casos, irán conectadas a la red.

De ahí que también puede ser que necesites de un monitor, que irá conectado el DVR, a través de un cable que puede ser BNC. Una vez que ya tengamos todo conectado, las cámaras disponen de una configuración automática para que nos sea más sencillo. Seguro que ahora, ya lo ves todo mucho más claro para lanzarte a por tu cámara. Recuerda que, si optas por un kit, este ya traerá todo lo necesario para que puedas olvidarte de tener que comprar más productos a mayores. Ahora, como paso final, tan solo necesitas hacer la comprobación de que los cables quedan bien sujetos, sino corremos el riesgo de que puedan desconectarse y, por lo tanto, que nos quedemos sin imágenes y sin vigilancia. ¿Te atreves a dar el paso de instalar tus cámaras?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.