Inicio Appliances Appliance de seguridad para entornos domésticos

Appliance de seguridad para entornos domésticos

3402
0

Pensada para facilitar al máximo su instalación y uso, esta appliance de seguridad para entornos domésticos proporciona funcionalidades como la de servidor VPN, o de escaneo y protección ante amenazas e intrusiones.

Con un nombre como Firewalla, no puede ser ningún secreto qué es lo que esconde esta appliance de seguridad concebida para su uso en el mercado doméstico. Efectivamente, y como podemos ver muy fácilmente, este cortafuegos (en inglés: firewall) es una solución pensada para crear una ‘zona desmilitarizada’ en cualquier hogar, ocupándose de la seguridad perimetral, siendo el dispositivo en el que se basa la seguridad de la red local.

El dispositivo en sí es un pequeño cubo de 2,8 cm de altura que, por su reducido tamaño, puede ser colocado sin molestar en cualquier parte.

Entre las funcionalidades que ofrece, tenemos la protección ante patógenos, o el control del uso de Internet (útil, por ejemplo, para proteger a los más jóvenes de las amenazas que se encuentran en la red de redes), sin requerir de la contratación de una tarifa mensual para las actualizaciones y distintos servicios que ofrece el dispositivo.

Esta appliance de seguridad para entornos domésticos dispone también de un servidor de red privada virtual (VPN por sus siglas en inglés), por lo que puede proporcionar seguridad incluso cuando uno se conecta desde fuera del hogar.

El control del estado de la red y de las posibles amenazas se realiza cómodamente desde el smartphone mediante una app móvil que permite ver estadísticas de uso de la red, administrar dispositivos, realizar escaneos de seguridad, o gestionar el bloqueador de publicidad.

Trabajando con el firewall doméstico

Contando que es un dispositivo para su uso en el hogar y, por lo tanto, puede ser instalado tanto por profesionales de la seguridad informática, como por usuarios finales, el proceso de instalación ha sido simplificado al máximo; solamente es necesario conectar nuestro router doméstico al puerto Ethernet del Firewalla, descargar, instalar y ejecutar la app móvil en nuestro smartphone, y desde esta última escanear el código de barras incorporado en el cortafuegos.

En el interior de esta máquina encontramos una CPU ARM de cuádruple núcleo acompañada de 512 Megabytes de memoria RAM de tipo DDR. Sobre esta tecnología se erigen distintas versiones que se diferencian por su capacidad de procesamiento de datos: la Red (Roja) con una capacidad de 100 Mbits, y la Blue (Azul) con una capacidad superior a los 500 Mbits. Y, para más adelante, también podremos disfrutar de una versión más orientada al mercado profesional, con diversos puertos Ethernet, la cual que llegará este próximo verano bajo el nombre Firewalla Gold.

Además del puerto Ethernet, el Firewalla también dispone de un puerto USB de tipo A, otro de tipo microUSB, y un slot para tarjetas microSD.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.