Inicio Artículos de fondo Aplicaciones clave para la tecnología de detección de imágenes

Aplicaciones clave para la tecnología de detección de imágenes

2398
0

Detección de imágenes en la automoción

El uso de la tecnología de detección de imágenes no se limita a las instalaciones fijas como las de vigilancia o de inspección en fábricas. Al contrario de lo que podría pensarse, el sector de automoción es el de mayor crecimiento actualmente. Teniendo en cuenta los avances hacia un funcionamiento semiautónomo y con el tiempo completamente autónomo de los vehículos, su capacidad para detectar y entender el entorno, que reemplazará en definitiva los ojos del conductor, será crucial.

Uno de los primeros usos de la tecnología de detección de sensores de imagen en el contexto de la automoción fueron las cámaras de visión trasera, que permiten a los conductores ver el punto ciego en la zona posterior. Después de que ocurrieran accidentes fatales por atropello de mascotas o niños pequeños al maniobrar marcha atrás, algunos países han impuesto el uso obligatorio de esta función para los nuevos vehículos en su legislación. Desde entonces su incorporación ha ido aumentando, añadiendo las cámaras de visión delantera que amplían las funciones de los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS, por sus siglas en inglés), que permiten, entre otras cosas, detectar objetos en la trayectoria del vehículo y determinar si son estáticos o están en movimiento, si son inanimados o seres vivos. Las cámaras de visión delantera también registran las señales de límite de velocidad y avisan al conductor o pueden incluso reducir directamente la velocidad del vehículo.

Teniendo en cuenta la importancia de las imágenes detectadas por las cámaras del vehículo, que según el modelo pueden sumar hasta diez o más unidades, la capacidad de procesar la imagen rápidamente y de obtener datos relevantes en cualquier condición meteorológica o de iluminación es esencial. No siempre se requiere resolución ultra alta, ya que a menudo es suficiente con detectar la presencia de un objeto en la trayectoria del vehículo.

En muchos casos, la alta resolución puede hacer que el sistema sea más lento al reaccionar (lo que constituye un peligro en sí mismo) o hacer necesario un procesador enormemente potente (y por tanto más caro). La mayoría de los sensores utilizados en las aplicaciones de automoción deben tener la homologación AEC-Q100, que certifica su resistencia en entornos rigurosos y a temperaturas extremas, frente a fuertes vibraciones y a la exposición a interferencias electromagnéticas. Además, los sensores que afectan a las funciones de frenado y/o dirección deben ser aptos para interfuncionar con sistemas diseñados para cumplir con los correspondientes niveles de integración de la seguridad en la automoción (ASIL, por sus siglas en inglés).

Aplicaciones clave para la tecnología de detección de imágenes
El sensor de imagen CMOS AR0135 con obturador global

Uno de los campos más recientes de la tecnología de detección de imágenes en la automoción consiste en las cámaras proyectadas directamente al conductor. Mediante la monitorización de los ojos del conductor, la cámara puede constatar si está mirando a la carretera, y detecta además síntomas de cansancio de forma anticipada. En función de las circunstancias, el sistema ADAS puede sugerir una parada de descanso, o incluso accionar los frenos.

El AR0135AT de ON Semiconductor está diseñado específicamente para esta clase de detección en el habitáculo e incorpora un obturador global para corregir la luz parpadeante que pueden originar los faros LED de otros vehículos o el alumbrado de la carretera. El sensor de formato 1/3″ y 1,2 megapíxeles ofrece un nuevo diseño de píxel que mejora notablemente el rendimiento en condiciones de luz escasa, y produce así las imágenes claras con poco ruido necesarias para la funcionalidad de rastreo ocular.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.