Asis Rodriguez

Cinco consejos para una protección de datos efectiva

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Artículo cedido para su publicación por Arkeia Software

Los entornos TI de tamaño medio adoptan cada vez más la virtualización de servidores, de esta forma los administradores se enfrentan al reto de encontrar el backup más apropiado para proteger su inversión. La arquitectura de VM requiere procesos de restauración y de backup más avanzados que los de la arquitectura del servidor tradicional, pero esto no supone un problema a la hora de seleccionar, configurar y utilizar la solución, siempre que ante los posibles problemas que puedan aparecer se tomen las medidas apropiadas.

A diferencia de sistemas de backup tradicionales que emplean agentes residentes en el sistema operativo, el backup “virtualization-tuned” debe contar con nuevas características en entornos virtualizados: plataformas físicas que no soportan agentes, backups basados en imágenes, backups de máquinas virtuales en movimiento a través de hipervisores, almacenamiento en el disco ‘thin-provisioned’ e, incluso, soporte de hipervisores mixtos en una red.

Y, por supuesto, cualquier solución debe asegurar que las restauraciones de datos se realizan sin ningún problema, tal y como afirman los profesionales de Arkeia Software, compañía proveedora de soluciones de backup en red, líder por rapidez, facilidad de uso y coste.

A continuación se ofrecen cinco recomendaciones para elegir la tecnología más adecuada, aquella que ofrezca la protección de datos más asequible, simple y rápida en entornos virtualizados.

1. Así de fácil

Las organizaciones en las que el personal TI y los recursos son escasos, buscan sistemas de backup que sean fáciles de desplegar y de usar. Implantar un servidor de backup como un appliance virtual es ya un buen comienzo. Howard Marks, fundador y científico jefe en Deep Storage comenta: “Al instalar las exitosas soluciones de backup de VM, se necesita un administrador que clone una plantilla del sistema operativo, busque la configuración recomendada para la memoria y los vCPUs, una el servidor con el dominio,  y, entonces, instale la aplicación de backup. Y después de todo esto tenemos otro servidor que revisar y mantener”. Sin embargo los nuevos appliances virtuales “turn-key” eliminan este tedioso proceso y son muy sencillos de instalar y ejecutar.

2. Unidad en la diversidad

Las organizaciones de tamaño medio tienden a incluir tanto entornos de máquinas virtuales como físicas, plataformas virtuales variadas y sistemas operativos “guest” mixtos. Hasta hace poco tiempo los usuarios estaban obligados a ejecutar por separado las aplicaciones para servidores físicos y virtuales, pero hoy en día cada vez hay más sistemas de backup que pueden combinarlos, controlando de forma especial la migración desde los entornos físicos a los virtuales.

No tiene que preocuparse en exceso si un sistema no puede gestionar los dos entornos. Para adaptar plataformas de virtualización diferentes, asegúrese de que el appliance virtual se ajusta al formato de máquina de virtualización abierto (Open Virtualization Machine Format); un formato de distribución y ‘packaging’ abierto, ampliable, eficiente e independiente de la plataforma, para appliances virtuales.

3. La imagen lo es todo

El backup basado en imágenes es la mejor opción para proteger infraestructuras virtualizadas, tanto por su eficiencia como por su fiabilidad. En el caso de VMware, los backups basados en imágenes de las máquinas virtuales deberían integrarse en el Control de Cambio de Bloque  (en inglés “CBT”) de Vmware, para hacer backups incrementales y diferenciales dinámicos, además de recuperaciones rápidas.

Los usuarios de Hyper-V deberían buscar sistemas que ofrezcan backups de imágenes a través del olume Shadow Copy Service (VSS) API.

4. La deduplicación

Cuando se hacen copias de seguridad de decenas de máquinas virtuales a través de diferentes ordenadores, los cuales de forma rutinaria captan los mismos datos, la deduplicación evita una gran cantidad de datos idénticos y redundantes desde que se almacenan en el disco, cinta o cloud, pudiendo así reducir los volúmenes de datos hasta un 95 por ciento. La deduplicación deberá funcionar tanto en máquinas virtuales como en múltiples hipervisores, incluso si las máquinas virtuales emplean tecnologías de hipervisores distintas, así como en plataformas físicas. Le recomendamos que busque un producto de backup VM que incluya la deduplicación, antes que un componente software o hardware extra, ya que ahorrará en costes y complejidad además de acelerar los backups con la deduplicación en el origen.

5. Momento de restauración

Tan importante como los backups VM son las restauraciones, debido a la naturaleza de las arquitecturas virtuales. Cuando utilice una versión de prueba de una solución VM, practique siguiendo los pasos de la restauración de datos para asegurarse si es tan simple como el backup: seleccione unos pocos Vms para restaurar, elija el momento exacto de la restauración, especifique un destino y comience la restauración.

Utilice nuestro SERVICIO AL LECTOR GRATUITO para contactar con el proveedor