Guillem Alsina

Cámaras IP con sensor de infrarrojos

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Con varias configuraciones de sensor de imagen y lente, estas cámaras IP con sensor de infrarrojos para videovigilancia MicroDome G2 carecen de la necesidad de utilizar un sistema operativo embebido, impidiendo con ello que puedan ser controladas para la realización de ataques DDoS.

Cámaras IP con sensor de infrarrojosArecont Vision ha presentado nuevos modelos de cámaras IP con sensor de infrarrojos correspondientes a la gama MicroDome G2 de perfil ultra-bajo.

Las nuevas cámaras MicroDome G2 disponen de iluminación por infrarrojos integrada, y son válidas tanto para aplicaciones de interior como de exterior, pudiendo obtener visión tanto de día como por la noche.

Entre los modelos que tenemos a nuestra disposición, contamos con sensores de imagen de 1,2 Mpx, 1080p, 3 Mpx o 5 Mpx. Cada cámara se encuentra disponible con lentes a elegir que van desde los 2,1 mm hasta los 16, según la necesidad de la aplicación y soportando una amplia gama de requisitos.

La tecnología SNAPstream (Smart Noise Adaptation and Processing) permite reducir el consumo de ancho de banda de la cámara en todos los modelos de MicroDome G2 con sensor IR, sin que ello signifique un impacto significativo en la calidad de la imagen entregada.

Cada modelo de cámara MicroDome G2 con sensor de infrarrojos ofrece capacidad de enfocamiento remoto para simplificar la configuración y reducir significativamente el tiempo empleado en la instalación.

El instalador puede montar la cámara en una pared/muro, en el techo, o en una estructura exprofesa, para después apuntar el sensor al área a cubrir antes de atornillarlo. Una vez llevado a cabo este procedimiento, el instalador puede elegir entre las modalidades de cobertura de corto o largo alcance desde la página web mediante la cual se controla para una configuración rápida a través de la red. También puede ser posible ajustar el enfoque según lo requiera la escena.

Beneficios del uso de las nuevas cámaras IP con sensor de infrarrojos

Todas las cámaras Arecont Vision disponen, en el núcleo del dispositivo, de un circuito integrado FPGA con una arquitectura MPIPA (Massively Parallel Image Processing Architecture). Mediante el empleo de dicha arquitectura, las cámaras de Arecont no necesitan del uso de un sistema operativo embebido.

Con ello, y según la compañía fabricante, estas cámaras de videovigilancia IP con sensor de infrarrojos eliminan el riesgo de un ciberataque que lleve al atacante a poder utilizar la cámara como parte de un ataque DDoS (Denegación de Servicio Distribuida, por sus siglas en inglés).

Utilice nuestro SERVICIO AL LECTOR GRATUITO para contactar con el proveedor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *